Soy una Pyme, ¿qué red social debería usar?

Está iniciando su propio negocio y ya lleva un tiempo en esto de ser su propio jefe. De pronto alguien le consulta cuál es tu Facebook y usted se da cuenta que aun no ha abierto una cuenta en alguna red social. Pero, ¿cuál debería iniciar?

Esta es pregunta frecuente entre los dueños de pequeñas empresas, pues saben que una red social implica inversión de tiempo y de recursos, que a veces son escasos.

Lo primero que se debe analizar, es qué tipo de productos y servicios ofrece mi empresa, pues de ello dependerá el tipo de red a abrir. Aquellas empresas que ofrezcan productos deberían escoger redes que les permitan mostrarlos, donde la imagen prevalezca por sobre el texto.

En el caso de empresas de servicio la situación varía un poco pues no tenemos la oportunidad de mostrar lo que hacemos, sino que debemos ilustrarlo, es decir, valernos de fotografías de inventario –no tomadas por nosotros- que reflejen nuestros valores y creencias como empresa.

Facebook e Instagram son perfectos para mostrar imagen y video; de hecho, los usuarios de estas redes sociales están constantemente compartiendo contenido de este tipo y buscándolo. Invierta en una buena cámara, o mínimo en un teléfono con buena cámara. Tómese su tiempo para leer algunos tips de fotografía, que le permitan lucir lo que usted hace y ofrece.

Texto, poquito porque es bendito
Hoy la gente lee poco. Entonces acompañe sus fotografías del texto necesario para contar un poco de qué se trata y dejar mensajes clave de su empresa como horarios, ubicación y similares. Si a la gente le gusta, preguntará por más información y es cuando usted puede iniciar esa relación posterior.

Conteste todas las consultas y brinde la información que le pidan. No deje sin contestar inclusive a aquellos que hacen consultas groseras.

Y esto nos lleva a la gran pregunta de muchos: ¿tengo entonces que estar conectado 24/7? No. Pero sepa que los usuarios de las redes esperan respuestas en horas, no en días.

Empresas de servicios
En estos casos más que la imagen, el discurso es vital. Trate de hacerlo divertido (si es posible) o por lo menos más informal que en un sitio web. Es decir, desarrolle una personalidad para su marca, ya que a los usuarios en redes sociales no les gusta conversar con marcas sin corazón.

Eche mano de redes como Facebook y LinkedIn, pues no tendrá mucho contenido para Instagram.

Si es un asesor, aproveche el video para hacer comentarios cortos de algún tema de actualidad, donde sea usted el protagonista. Cuide detalles como la ropa, el cabello y el fondo, la luz y el audio. Muchos celulares permiten grabar buenos videos y editarlos sin un tener que contratar un gran equipo y los usuarios no esperan videos demasiado producidos tampoco.

Menos es más, así que elija la cantidad de canales que pueda administrar y manténgalos actualizados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *